ALIMENTACIONEMPRESARIALESNUEVO

Día Internacional de Lucha contra los Trastornos de la Conducta Alimentaria

El 30 de noviembre se conmemora el día Internacional de la lucha contra los trastornos de la conducta alimentaria (TCA) que se identifica bajo el símbolo de un lazo azul. Éste día surgió a finales del año 2012 por iniciativa de unas administradoras de una página de Facebook que buscaron una vía para apoyarse a sí mismas, para apoyar a otros y para recordar la lucha de las personas que se enfrentan a estos trastornos. Propusieron tener como símbolo un lazo o una cinta o pulsera de color azul en la mano izquierda para representar la fe, la solidaridad y la esperanza.

En éste día se pretende visibilizar la importancia de la prevención y detección precoz de los trastornos de la conducta alimentaria. Un trastorno alimenticio genera un comportamiento patológico frente a la ingesta de alimentos y una obsesión por el control del peso. Está presente en todas las edades sin importar sexo o condición social. Actualmente observamos que la edad de inicio es cada vez más temprana o sea en la niñez.

Quienes lo padecen sufren alteraciones a nivel mental y físico por eso es necesario que el afectado realice un tratamiento adecuado para patologías alimentarias el cuál generalmente tiende a ser largo y complejo. En el cuál es muy importante el apoyo familiar y del entorno ya que una de las características de los trastornos es que el paciente no tiene conciencia de su enfermedad y por lo tanto no puede identificar las consecuencias, ni los riesgos que corre. Son enfermedades que pueden llevar a la muerte en los casos más extremos.

Entre los TCA más conocidos se encuentran: bulimia, anorexia, vigorexia, ortorexia y trastorno por atracón.

Es así que muchas personas, organizaciones, asociaciones e instituciones nos unimos cada 30 de noviembre para generar conciencia en  la población sobre el sufrimiento al que se enfrentan las familias y quiénes padecen trastornos alimenticios, y para recordarles o informarles que es posible superarlo!

Recuerda que el que padece esta enfermedad no tiene conciencia de ello, ayudemos y difundamos. Sí, se puede!

Share: