CONSEJOSNUEVO

Frente al cáncer de mama, juntas somos más fuertes

Hace muchos años fui diagnosticada con cáncer de mama. El momento de recibir la noticia es un balde de agua helada. No puede haber ninguna persona que diga lo contrario. Es un shock, un momento definitivo. Pasan los días y no te queda otra que darle pelea. Luego viene lo demás, la operación, la quimioterapia, la pérdida del pelo, la radioterapia, la reconstrucción y los años de medicación. Y luego….. no podés creer haber pasado por todo y volver a ser tu.

Cuando comencé a transitar por este camino, me invitaron a una reunión del “Club del gato”, una suerte de comunidad integrada por mujeres que estábamos pasando por lo mismo, una de tantas genialidades que impulsó Clarita Berenbaum. Allí encontré el impulso y las ganas para llevar a cabo una idea, un bichito que me había picado. Tenía muchas interrogantes y pocas respuestas, y sobre todo ningún lugar a donde dirigirme, ni persona a quien acudir. Es así como, junto a Elizabeth y Patricia, que tenían la misma inquietud, surge MAMA MÍA.

Formamos un colectivo con un propósito. Queríamos que quien viniera luego de nosotras encontrara ese espacio con el cual nosotras no contamos. Para cualquier paciente, la consulta al médico especialista y los técnicos es fundamental. Pero allí no están todas las respuestas. La idea es que puedan charlar con alguien que ya transitó el mismo camino que va a comenzar. Buscamos dar apoyo, contención y ánimo a quienes padecen cáncer, desde una actitud positiva.

Se trata de un espacio virtual al cual todo mundo puede acceder, no solo la paciente sino también su entorno. Muchas veces es alguien de la familia, o una muy buena amiga que nos pregunta como puede ayudar, o que hacer en tal o cual caso. Se acercan con incertidumbre, angustia, miedo, muchos sentimientos que son comunes a la situación, y por los cuales nosotras pasamos.

El objetivo es estar, escuchar, contener, acompañar y siempre tener una palabra de aliento. Si nosotras no sabemos la respuesta, en esta gran telaraña que fuimos construyendo, seguro alguna mujer pasó o está pasando por lo mismo y puede colaborar.

En estos momentos, con más de 15.000 seguidores en redes, la actividad es constante.
En tiempos anteriores a la pandemia, convocábamos a encuentros presenciales cada tanto, y en ese “Te de Mama Mía” se cumplía una instancia de encuentro, abrazos, risas, algún lagrimón porque no, mujeres que llegaban con el miedo en el rostro y se iban un poco más animadas, viendo como quienes habían pasado por la enfermedad, volvían a su melena, a comer con ganas, a reírse de sus cicatrices, a disfrutar del contacto.

Creo que quienes se acercan, nos ven como pares, se sienten contenidas y comprendidas porque nosotras hablamos desde la propia experiencia, sabemos que sienten porque lo sentimos.

Anteriormente un diagnóstico de cáncer era definitivo, ahora sabemos que se puede transitar y la mayoría de las veces, salir airoso, que se puede, que se gana.

Transmitimos un mensaje de esperanza, nos apoyamos unas en otras, juntas somos más fuertes, se puede afrontar con ánimo, optimismo y ser valientes frente a la adversidad.

En estas fechas queremos aprovechar la oportunidad para concientizar y sensibilizar a todos y todas. A cualquiera le puede tocar. Queremos recalcar la importancia de la prevención y la detección a tiempo, esa puede ser la diferencia. En octubre vamos a estar presente con nuestra muestra fotográfica “Entretejiendo historias” expuesta en dos espacios (ya vamos a informar donde). Si bien no vamos a poder realizar nuestra tradicional “Caminata por la vida” debido a la pandemia, vamos a estar informando, sensibilizando y concientizando sobre el tema, participando de eventos. Y seguir convocando a todos a acompañarnos en esta lucha por la vida.

Contacto

https://www.instagram.com/queridamamamia/
www.queridamamamia.blogspot.com
www.facebook.com/fb.mamamia
[email protected]
http://www.entretejiendohistorias.com

Share: