DISEÑONUEVO

¿Cómo optimizar tu cocina? El triángulo de trabajo

A la hora de diseñar o reformar tu cocina hay elementos claves a tener en cuenta para lograr funcionalidad o comodidad en ese espacio donde mucho de nosotros pasamos una gran parte de nuestro tiempo, sea cocinando o tal vez haciendo alguna de nuestras tareas diarias, desayuno, almuerzo, etc

¿Has escuchado hablar del triángulo de trabajo?
Es un esquema de trabajo, donde se traza un triángulo imaginario y se ubican los elementos divididos en 3 zonas de tal manera, que te permitirá moverte con mayor libertad y hacer más sencillo el arte de cocinar. Se trata de una técnica que se desarrolló en los años 40 para conectar las principales zonas de trabajo en la cocina y que hoy en día está presente en proyectos de diseño y de arquitectura, teniendo como finalidad ahorrar tiempo y movimientos.

¿Y cómo logramos ese triángulo?
Se distinguen 3 zonas bien distintas que conformarán los vértices de tu triángulo:

  • Zona de Almacenamiento de Comida: Dentro de esta zona colocaremos heladera y muebles de almacenaje de alimentos.
  • Zona de Preparación y Limpieza: Aquí encontraremos la mesada y pileta para lavar, el lavavajillas y el tacho de basura.
  • Zona de acción: Es la zona de los fuegos (horno, microondas y anafes)

Cada punto de la zona debe estar a una distancia aproximada de 1,2 m a 2,7m y la suma de cada lado del triángulo debe resultar entre 4 a 6 metros.

Sin embargo si tienes una cocina pequeña que te impide formar imaginariamente ese triángulo y cuentas con una mesada a lo largo, se sugiere que la heladera y el horno sigan una misma línea y se ubiquen en la puntas dejando el medio para la pileta, logrando de esa manera mayor comodidad a la hora de trabajar. (Distribución en línea).

blank

4 reglas básicas:
Es importante tener en cuenta 4 reglas básicas a la hora de diseñar tu triángulo.

  1. Entre cada punto debe haber zonas despejadas, lo cual se puede dificultar en cocinas pequeñas. Lo recomendable es que la zona de limpieza donde se ubica la pileta tenga entre 60  90 cm libres.
  2. Evita los obstáculos en los lados del triángulo, es decir en el recorrido que va de vértice a vértice trata de que haya objetos o muebles que retrasen tus movimientos, o cierren el paso de un punto a otro.
  3. Mobiliario funcional: Los muebles de cada zona deben contar con las medidas estándar ni más grandes ni más chcos.

Actualemnte contamos con muchísimos accesorios que nos permiten organizar elementos permitiéndonos el almacenamiento de utensilios y artefactos, y reduciendo de ese modo ocupar mayor lugar en los cajones y muebles.

blank

Tipos de cocina:

Según el espacio que dispongas, variará la ubicación del triángulo de trabajo. Te presentamos las más comunes:
Cocina en paralelo: Encontrarás dos zonas enfrentadas, es decir en paralelo, la zona de pileta o lavado y la de cocción.   De esta manera la heladera deberá colocarse en la misma línea que la zona de lavado.

Cocina en forma de L: Es muy parecida a la anterior, consiste en unir dos puntos del triángulo en un solo lado mientras el otro se encuentra en diagonal. La pileta y la heladera deben estar lo más cerca posible para optimizar los resultados.

Cocina en forma de U: ¡¡Son nuestras preferidas!! Es la que otorga mayor amplitud y funcionalidad, cada lado tiene su zona bien determinada.

blank

De esta manera, sea cual sea tu tipo de cocina, el recorrido de los pasos básicos de cualquier tarea, se reduce fácilmente en tres pasos yendo de un punto a otro de nuestro triángulo. Ej: Llevo los platos sucios a la mesada, tiro restos en el tacho de basura, pongo en lavavajillas o pileta para lavarlos.

Ahora que conoces más acerca de esta técnica de trabajo, ¿crees que se cumple en tu cocina?

Share: